Me doy permiso …

¡¡Llega el buen tiempo y ya casi está aquí el fin de semana!! Así que quería publicar hoy un artículo de la psicóloga Mercedes Mateos que me resulta muy interesante, se titula “Ser Víctima es una conducta perniciosa” , os invito a que lo leáis detenidamente y recapacitéis sobre ello.

Mi cabezonería mi ha impedido muchas veces darme cuenta de que esto que ella cuenta es tal cual, así de simple y de sencillo, somos nosotros mismos los responsables de nuestro estado de ánimo. Si algo o alguien no te gusta, te impide ser feliz, cámbialo, simplemente.

Ejemplo: Si tu pareja ya no te hace feliz porque ya se terminó lo que había, cámbialo, pasa de pareja a amigos. Si ves que el tabaco en vez de relajarte o darte los “beneficios” que tú creías que te daba (y digo creías porque no da ningún beneficio), déjalo.

Nada de esto es fácil, por supuesto que no, es muy difícil pasar de una relación de pareja a una de amistad, sobre todo si ambas partes no están en ése punto, hay que darse tiempo, hay que darse un margen, pero sobre todo hay que hacer bien las cosas. Lo mismo con el tabaco o las otras mil cosas que pueden tenernos “enganchados”, pero no beneficiarnos. Es por ello que lo más importante es saber, como dice Mercedes en su artículo, que NO SOMOS CULPABLES, SINO RESPONSABLES DE NUESTROS ACTOS.

Para mi, una base, un pilar de la vida es la empatía hemos de darnos cuenta que nadie va al mismo ritmo que nadie, que nadie madura al mismo tiempo, ni a la vez, tenemos que tener paciencia, y por muy mal que lo pasemos, por mucho que lloremos o nos enfademos, hemos de respirar y hablar. No debemos sentirnos culpables por cómo nos sentimos, como dice la psicóloga Mercedes, nos hemos de dar permiso.

No os desvelo más tratando de poner sus palabras “a mi manera”, si pinchaís AQUÍ podréis disfrutar vosotros/as mismos/as del artículo que, como ya he dicho, os lo recomiendo encarecidamente.

Al hilo de éste artículo, dejo unas palabras de Osho, budista que  através de la meditación dinámica, ayuda a detener la mente y a liberarse de ataduras y traumas, creo que ambas cosas congenian a la perfección y vienen a decir básicamente lo mismo.

Ya sabéis … RESPIRAR – EMPATIZAR – HABLAR.

 

1