Habrá días y días …

Habrá días mejores y días peores.

Días más relajados y días más cansados.

Días llenos de ilusiones y días llenos de decepciones.

Días en los que creas haber encontrado al amor de tu vida y días en los que no querrás moverte de la cama.

Días en los que una gripe te meterá en la cama y días tan llenos de vitalidad que te faltará mundo para correr.

Días conmovedores, días de risas y llantos.

Habrá días en los que te sientas más inspirada y días en los que no sepas escribir nada.

Días en los que recuerdes hasta aquél olor de aquél mágico o trágico día y días en los que no seas capaz ni siquiera de recordar tu nombre.

Hay y habrá días de todo tipo a lo largo de nuestras vidas, pero siempre hemos de tener presente que son eso, días y que, sea como fuere, hay que disfrutar de ellos, hay que sacar el lado positivo hasta de la peor situación en la que no creamos tener ése lado.

Yo tendré días más inspirados y otros, como ya digo, en lo que no sepa ni escribir mi propio nombre, no soy perfecta y, sinceramente, ni lo intento; tengo días horribles y días geniales, en los que me siento tranquila y relajada (las dos cosas que más felices me hacen), pero hasta de días horribles saco siempre algo bueno.

¡Inténtalo tú también! Verás qué bien.

Feliz día, como siempre ha de ser, no sólo hoy porque “toque regalar y que te regalen”, feliz porque sí.

0