Menos es más.

Seguro que en cuanto veáis la imagen que os dejo a continuación pensaréis … “¡Madre mía!, qué jaleo … ¿Cuál uso cuándo y para qué?.

Para uso particular os aconsejo que no hagáis como en las comidas de buen protocolo con los cubiertos, no probéis a usar todos los pinceles de fuera adentro … Al final acabareis con la cara hecha un cuadro, sobrandoos más de la mitad de ellos y enfadadas.

Con los que os marco con un pequeño “tick” en amarillo tenéis más que de sobra, creedme.

Todos los pinceles que se usen, usarlos aplicando el maquillaje que sea (base, sombras, etc), con pequeños golpecitos. De esta manera aunque no lo creáis fijamos de una mejor manera el maquillaje.

Ir probando y me vais contando, ya subiré algún video a YouTube.

0