Rojo – Rosa – Rosácea

En mi anterior post he hablado brevemente sobre el maquillaje de día, el de tarde y el de noche … Y el primer punto que expuse fue que hay que tener una piel bien cuidada e hidratada.

Pues bien, como bien se sabe ya … “En casa de herrero, cuchillo de palo”, cierto es que voy por rachas y épocas, a veces me cuido más y a veces menos y … Esta es una época en la que como bien definió la Doctora Belén Alonso, no cuido nada, por muchas razones, tantas, que no voy a exponer ni una sola aquí.

Cansada también de probar las “mil cremas” habidas y por haber y todas tan maravillosas y que iban a funcionar enseguida y de forma muy eficaz (cierro la ironía) y, cotilleando webs de descuentos … Encontré “Meditek” un centro de MÉDICO – ESTÉTICO y viendo las cositas que tenían por la web de descuentos me puse a buscar por internet su web … (Aún en construcción), pero lo encontré en Facebook y … escribí preguntando si trataban la dermatitis y si hacían un tratamiento de estética sobre el que ya os hablaré más adelante …

Me dieron cita y … Reconozco que de forma escéptica acudí a la consulta … Me producía extrañeza a la par que tranquilidad el hecho de que fuese en un primero izquierda … Estando allí pensaba … “¡no es una franquicia!”.

Las dos profesionales que me atendieron fueron la Doctora Belén Alonso y la esteticista Saray. Profesionales, sí, se ve que saben realmente de lo que hablan y eso, es lo que da confianza para saber que no intentan venderte humo, no intentan venderte lo más caro como lo mejor.

La doctora coincidía con mis pensamientos sobre que la rosácea se incrementa o disminuye en función de los nervios … digamos que es como, las luces de emergencia de los coches, pero en mi cara … Cuando los disgustos van a más … Ya se reflejan en el hígado, así que … Cuando esto aparece … ¡Tranquilidad!. Me resolvió todas las dudas que tenía y me recomendó unas pautas que he prometido seguir desde el 1 de Febrero, así que … Ya os iré poniendo día a día las pautas para que veáis la evolución de “la primera parte”. Aunque todo lo que yo os ponga por aquí, ¡OJO! Atiende a mi tipo de piel y a mi tipo de rosácea … Cuidado con hacer “todas lo mismo”, para eso, os recomiendo que acudáis vosotras mismas a consulta y que os adecuen lo que cada una necesite.

Sobre todas las preguntas que le hice a la esteticista … No las enumeraré, bastante agobié ya a la chica … Que hasta casi la dejo con la palabra en la boca, atendiéndome ya las últimas preguntas de pie … Ni siquiera sentadas, je je. Sobre esta parte … Prefiero ir poniéndoos los resultados en imágenes. Lo que sí reseñaré será el comentario que más me gustó “todo queda muy natural”, creo que le va perfectamente a mi lema.

¿Qué pensáis vosotras?.

Aquí foto de mi “querida” rosácea y una camiseta con un color que le va fatal a mi cara sin maquillaje (porque la potencia más), ¡el rojo!, así como el rosa … Pero sí, me encanta llevarlos … c´est la vie … je je.

0