Empatía = Comprensión

Hace mucho tiempo que no actualizo el blog y, hoy lo voy hacer con un tema que puede dejarme sin los pocos seguidores que tuviese y crearme incluso unos cuantos enemigos. Puede que haya gente incluso que me elimine de sus “amigos de Facebook”, está bien, háganlo; pero tened en cuenta que yo voy a dar MI OPINIÓN referente a lo ocurrido hace unos días en Cataluña, una opinión que creo tan válida como la de aquellas personas que defienden la libertad de expresión, señalando y criticando la brutal represión a dar su opinión en las urnas. Lo he querido resaltar en negro para que os deis cuenta que voy a ejercer mi derecho de libertad de expresión y que no me gustaría ser reprimida por vosotros, si no, por el contrario, igual que yo respeto las opiniones vertidas sobre lo ocurrido en Cataluña, la mía sea igualmente respetada.

No voy a justificar nada, absolutamente NINGÚN tipo de violencia, ni por parte de los cuerpos de seguridad del estado, ni tampoco por parte de los ciudadanos, pero sí me gustaría dejar claro que NINGUNA DE LAS DOS PARTES lo ha hecho bien. Aquí unos culpabilizan a los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, otros a los ciudadanos.

Yo no he estado presente, es cierto, pero igual que muchísima gente que opina en contra de unos o de otros y, me da absolutamente igual “el bando”, repito, para mí ambas partes lo han hecho mal, que también nos olvidamos que esos agentes SON TAMBIÉN PERSONAS, con sentimientos, los que han de bloquear cuando les insultan, les escupen, les señalan y hasta dan con el dedito colmando la paciencia de los policías (y los incluyo a todos, me da igual el rango) con empujones.

Por supuesto que está fatal cómo han empujado o agarrado a algunas de las personas pero, es un protocolo de actuación que deben llevar y diréis que no y lo que queráis, pero si esos agentes están pidiendo que se retiren y los ciudadanos por sus *** no lo hacen, se los han de llevar por la fuerza. Ha habido actuaciones que se han podido ver exageradas, pero también hay que tener en cuenta la presión que estos agentes llevan y lo hartos que pueden llegar a estar de decir las cosas y que no les hagan caso y, aunque *** hay en todos lados, también hay que tener en cuenta que son personas, que tienen paciencia pero que, por mucha que tengan, repito, son personas y se les agotan y llegan puntos en los que pueden reaccionar de forma que puede parecer incontrolada.

Pero yo me voy a ir un poco más allá de todas esas imágenes que he visto en televisión de agentes empujando a la gente, arrastrando a la chica que dice que le han partido los dedos uno a uno … (que por cierto, aquí voy a puntualizar algo, la técnica que se ve que emplea el policía en su mano, no rompe los dedos uno a uno y digo esto porque practico DEFENSA PERSONAL POLICIAL y sé de lo que hablo y no, no pertenezco a los cuerpos de seguridad del estado) e incluso de las que aparece una señora diciendo de todo a los policías donde se ve cómo uno de ellos sale pacíficamente de las filas a decirle a la señora que se vaya, como la señora sigue chuleándose y dándole con el dedito hasta que éste le empuja y claro, él es el malo … Qué triste que solo se quede la gente con él y no con la actuación de ella.

Os voy a poner un ejemplo personal que me ocurrió justo además el mismo día, llevaba un día estresante, estaba que no me enteraba ni de por dónde iba, ni de quién era porque llevo unas semanas de ánimo bajo, mucho estrés y cansancio acumulado y aparqué mi coche sin darme cuenta en una zona que era para residentes y no, no me di cuenta de que lo dejaba mal aparcado, no lo dejé ahí porque fuese sólo un momento a bajarme del coche para ir a la paralela a darle una cosa a una persona y volver, no, es que lo dejé tranquilamente pensaba que en ésa zona blanca estaba bien; pues bien, cuál es mi sorpresa al llegar al coche que me encuentro a tres, no a uno, si no a tres agentes de policía de tráfico que se dirigen a mi diciéndome que había llegado justo a tiempo porque habían pedido una grúa para mí, confundida pregunté por qué y me dijeron que había aparcado en una zona residencial, que tenía que tener una pegatina especial para aparcar ahí; les expliqué que no me había dado cuenta, que era la primera vez que iba a ése sitio en coche (y cierto es) y que de verdad no había visto el cartel que me señalaron específicamente que había a la entrada de la calle. Por su tono de voz comprendí que estaban más que hartos de escuchar ésa como otras tantas excusas y entendí perfectamente que estuviesen hartos de que los ciudadanos no hiciésemos ni caso. ¿Me dió rabia la multa?, por supuesto, pero no los culpo a ellos para nada, ellos hicieron su trabajo CORRECTAMENTE, en ningún momento me hablaron mal, me levantaron el tono de voz, ni muchísimo menos me tocaron.

En fin, como decía me voy a ir más allá y voy a quedarme con quien realmente a movido y removido toda esta mierda, los mismos que manipulan las noticias a su antojo, televisión, radio, periódicos, etc, esos mismos que dicen que está todo bien y todo justificado … Ellos sí son los realmente culpables de todo esto, para mí ellos son los realmente “malos” de la película, los que prenden la llama y se esconden a buen seguro.

No los ciudadanos que salen a ejercer algo a los que nos han dicho que tenemos derecho, aunque concretamente éste sea ilegal, bueno, pues ya está, que lo hagan, con que sea nulo, lo armes todo este lío, No pongas a los cuerpos de seguridad del estado como los malos porque no, porque ellos están aquí para proteger al pueblo, al ciudadano; ¿por qué no pones más imágenes de los cuerpos de seguridad del estado protegiendo a los que han obedecido y no han puesto oposición con resistencia, si no pacífica?, ¿por qué?, ¿por qué enfrentas al pueblo entre ellos?, para que no se enfrenten a vosotros, NO, hay una palabra que describe perfectamente ésa actitud, ¿adivinas cuál es?.

 

0